in

Tatuajes de la Dama de Cao – La primera mujer gobernante de América PRECOLOMBINA.

Si tu tienes tatuajes esto te interesará.

Señora de Cao o Dama de Cao es el nombre que se le da a una mujer de la cultura mochica descubierta el año 2006 por el arqueólogo Régulo Franco en el sitio arqueológico El Brujo (Huaca Cao Viejo) que se encuentra a unos 45 km al norte de Trujillo, en el Departamento de La Libertad.

Su descubrimiento se compara con el del Señor de Sipán. Antes del hallazgo, se pensaba que solo los hombres habían ejercido altos cargos en el antiguo Perú. Se cree que la dama tenía el estatus de gobernante en la sociedad teocrática del valle del río Chicama y era considerada un personaje casi divino. El lujo de los adornos y vestidos que acompañan el fardo funerario de la mujer demuestran el alto estatus de la gobernante.

La piel del antebrazo, manos, tobillos y dedos de los pies lucían, con total claridad, dibujos de serpientes, arañas y lifes que la simbología andina relaciona con la fertilidad de la tierra. Estos y otros elementos marinos y celestes indican que a la Dama de Cao se la tenía como mujer con poderes sobrenaturales, y que al morir debió ser elevada al grado de diosa o semi diosa. Probablemente ejerció de chamán, y entre sus habilidades estaba la de leer mensajes en el cielo según el movimiento de los astros. Las imágenes tatuadas en la piel de la Señora del Cao se repiten en las paredes del templo, la coincidencia del repertorio iconográfico en la piel de la Señora con los murales de las pirámides plantean una analogía: Su cuerpo y el templo serían residencia de lo sagrado.

Mientras que la serpiente era la metáfora de las aguas que descendían de las montañas andinas, tatuada en su piel, significaba el poder de gobernarlas.
La araña, más bien, simbolizaba su don mágico – divino para operar ese prodigio y otros. Según Ignacio Alva la araña fue considerada un ancestro civilizador y habría sido la divinidad más importante y permanente a través de 1,500 años en las religiones Cupisnique y Mochica. Las arañas, continúa Alva, son creadoras y generatrices, pues a partir del hilo que segregan elaboran una estructura que es un cosmograma. El centro de la telaraña es el principio dinámico del origen, la estructura concéntrica y el trazado helicoidal de los hilos simbolizan la trama espiral del universo y su continuo devenir. Entonces, la araña tatuada en la piel de la Señora de Cao sería el emblema de su poder mágico: la capacidad de generar la sustancia primordial de la creación del cosmos, tejer con esta la trama del universo y manejar su continuo devenir, como los ritmos de la naturaleza y el cumplimiento regular del ciclo de las estaciones. Siendo mujer, diosa y sacerdotisa. ESCRIBE: JESSICA VEGA ASMAT.

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Gran Mítin Virtual, de Hernando de Soto por Avanza País.

Capacitación con los alcaldes, Reniet, gerente de Banco y encargado de mercados para la prevención de Covid-19